Base Transporte de Rabuni

La idea de construir una Base de Transportes de Ayuda Alimentaria en el Sáhara partió de la Agencia Estatal de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), quienes propusieron la coordinación de dicho proyecto a los miembros de ATTsF (asociación Trabajadores y Técnicos sin Fronteras), una pequeña organización nacida solo un año antes en la capital navarra (España). Las obras comenzaron en mayo de 2005 y, poco más de un año después la base ya operaba a pleno rendimiento.

Sin embargo, no ha sido hasta enero de este año cuando han podido encargarse del reparto del 100% de la ayuda alimentaria que llega a la zona. Para llevar a cabo una empresa de tal magnitud, la ONGD, formada por apenas 30 socios y unos 50 colaboradores, cuenta con la financiación de la AECID y con aportaciones de algunos ayuntamientos de Navarra (España).

Los cerca de 150.000 refugiados saharauis que viven en los campamentos cercanos a Tindouf llevan ya cinco años agradecidos a la desinteresada labor que la Asociación de Trabajadores y Técnicos sin Fronteras (ATTsF) realiza en la zona.

La ONGD, con sede en Pamplona, se encarga desde 2006 de la distribución de la ayuda humanitaria que llega desde los países más desarrollados. En concreto, mensualmente reparten una media de 3.000 toneladas de alimentos entre los distintos campamentos, tarea que antes de su llegada se antojaba sumamente complicada teniendo en cuenta las duras condiciones climáticas, la complicada orografía del desierto y la carencia o el mal estado de los vehículos con los que contaban.La instalación cuenta con una nave principal prefabricada, unos departamentos auxiliares donde los empleados y los cooperantes residen.

La nave, transportada en caravana desde la península, está destinada a la realización de trabajos de mantenimiento y a la reparación de los vehículos utilizados para el transporte.

En la actualidad, la ONGD cuenta con cinco vehículos de segunda mano aportados por las autoridades saharauis y seis más nuevos llevados por ellos mismos. Estos trabajos de reparación y mantenimiento, así como el transporte de los alimentos, los realizan los propios refugiados que ATTsF tiene contratados. Actualmente son 45 los saharauis que trabajan en la base de Tindouf. Previamente, los cooperantes les han enseñado cómo deben desempeñar su cometido mediante unos intensos cursos de formación.
Aunque es ATTsF la que coordina la base e imparte los cursos de formación a los refugiados, es la Media Luna Roja Saharaui la que se encarga de organizar el reparto de la ayuda alimentaria. Son ellos los encargados de establecer la hoja de ruta que los transportistas deben seguir cada mes para proveer de alimentos a cada campamento.

 

5º ANIVERSARIO DE LA BASE DE TRANSPORTE

El día 18 de septiembre de 2011 ,se celebró un acto público de conmemoración de los cinco años de funcionamiento de la Base de Transporte ,el primer ministro del Gobierno de la República Árabe Saharui Democrática, Abdelkader Taleb Omar, hizo entrega de una placa de reconocimiento de la labor de la Asociación de Trabajadores y Técnicos sin Fronteras (ATTsF), que durante los últimos cinco años ha impulsado el desarrollo y la gestión del proyecto. Al acto también asistieron Txema Troncoso,representante de la AECID,el presidente de la MLRS y cooperantes de attsf .

Abajo, video realizado por la televisión saharaui RASD TV en el 5º aniversario de la base.

Agradecimientos desde la ong aTTsF a la televisión RASD TV por cedernos el video del acontecimiento.